Esta serie fotográfica está inspirada en el ideal del joven de la antigua Grecia, quien entrado en la pubertad, era cortejado públicamente y entablaba una relación pederástica con un hombre mayor de su elección, generalmente de la clase alta (conocida como Erastés), cuyo propósito hacia El joven (conocido como Erómeno) era garantizar su integridad, educación, el aumento de su estatus y relación social, madurez y en algunos lugares en Grecia, incluso para el desarrollo de sus habilidades pasionales, aunque el debate sobre si esas relaciones debía mantenerse en castidad o no, siempre estuvo latente.La costumbre de la pedofilia estaba inseparablemente vinculada a los deportes organizados. La ocasión principal para que hombres y adolescentes tuvieran que reunirse y pasar tiempo juntos, además de ser una ocasión para enseñarles las artes de la guerra y la filosofía, fue durante los deportes de gimnasia […] Se destacaba la belleza y el poder erótico del cuerpo desnudo con el uso de aceites esparcidos sobre el. El suministro de aceites para esta decoración era un gasto muy costoso para los gimnasios y estaba cubierto por arcas públicas y donaciones privadas. […] Las relaciones masculinas se presentaron de manera compleja, a veces como honorables y otras como deshonrosas. Pero para la gran mayoría de los historiadores antiguos, si un hombre no había tenido a un joven como amante, indicaba un defecto de carácter. […] Estas relaciones eran abiertas y públicas, e incluso eran parte de la biografía de una persona. […] Algunos consideraron deseable haber tenido muchos amantes o mentores en su juventud por dos razones: para demostrar su atractivo físico y para poder forjar una posición social importante en el futuro. A menudo, después de haber terminado su relación y cuando el joven ya se había casado, mantenían fuertes lazos de amistad con su mentor de por vida. Los griegos elogiaron a estos amantes que continuaron su amor después de la madurez de sus seres queridos, diciendo: «Puedes levantar un toro si lo crías desde ternero”

Fotos, Arte y Dirección: IRÚ SUÁREZ / Doncel: BRANDON ROMERO / Producción: GABRIELA VELASCO / Joyería: ALEXANDRO DE QUIROGA / MÉXICO